Son muchas las ocasiones en que una vivienda pide una reforma integral pero que por falta de presupuesto no podemos acometer. Si es así lo único viable es lavarle la cara o realizar pequeñas reformas.

Cuando nos enfrentamos a la remodelación rápida de una vivienda, el estado de las paredes y los techos es determinante, sobre todo por su fuerte impacto visual.

Si deseas cambiar el suelo sin escombros, lo mejor es que elijas suelos flotantes, muy prácticos que se pueden colocar sobre cualquier soporte.

Puedes también renovar las puertas, así como la cocina y el baño. Todo ello bajo el prisma de darle un nuevo aire a tu vivienda o empresa.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted